10 Claves para conseguir llevar una alimentación saludable

Claves entrenador personal

La industria nos bombardea mediante anuncios, nuestros amigos nos bombardean con críticas y nosotros mismos nos boicoteamos con exigencias difíciles de asumir. 

Para mejorar nuestra composición muscular, bajar grasa, aumentar masa muscular o simplemente mejorar nuestra salud es indispensable llevar una alimentación saludable.

Os proponemos los siguientes puntos para contrarrestar todos los inconvenientes que podéis encontrar en el proceso.

1- Ponte un objetivo realista

Bajar 30 kilos en un mes o dos no es un objetivo razonable. 
Aunque consiguiésemos éste objetivo no sería de forma saludable por lo que para ganar una cosa,  perderíamos otra. 


No ser realistas puede que nos produzca frustración y desencanto. 
Cuando no consigamos nuestro resultado es posible que abandonemos pensando que hemos fracasado. 


Está demostrado que personas con obesidad que esperaban perder mucho peso en poco tiempo abandonan el proceso de pérdida de peso entre los 6 y los 12 primeros meses

2- Las tentaciones, mejor fuera de casa. 

Tener productos en casa que no son saludables pueden ser susceptibles de boicotear nuestra alimentación en cuanto estemos aburridos, cansados o tengamos un día un poco malo. 


Éste punto es realmente complicado cuando vives en pareja (no tenerlos beneficia a tu pareja) y sobretodo si tienes hijos.

Otra cuestión a replantearse es si conviene tener en casa ciertos productos o si es mejor no tenerlos y que los consuman de forma ocasional. 

3- No tengas mentalidad «Yaque»

Somos humanos, nos movemos por ambientes que por lo general, son poco saludables. 


En algún momento consumiremos algo que no debemos, deberíamos evitar el YA QUE he pecado me lanzo a la piscina y como de todo. 


Si caemos tenemos la oportunidad de compensar ese día con otra comida mejor o con una sesión de ejercicio físico. 


No es conveniente dejarse llevar por el todo o nada porque podemos llegar a entrar en una espiral difícil de salir y que puede desembocar en frustración, especialmente en personas muy exigentes.

YAQUE entrenador personal

4- Lleva siempre un plan B.   

Quizás sea muy osado por mi parte pensar que podrás llevar incluso un plan A.


Muchos amigos que vienen al centro de entrenamiento personal creen imposible prever qué comerán por trabajo, familia etc. 


Digo creen porque como siempre, es un tema de prioridades.

 Puedes dedicarle 45 minutos menos a Netflix el domingo y preparar unos cuantos tuppers para la semana. 

Puedes pedir opciones saludables en la mayoría de restaurantes. 

Vamos a ir un poco más allá, suponemos que ya tienes cogido el hábito de saber con antelación qué vas a comer, entonces Â¿qué es el plan b? 

Llevar además algo saludable en caso de que tengas hambre. 

  • Fruta
  • Frutos secos
  • Huevos duros 

Si consigues tener ambos planes preparados difícilmente no conseguirás hacerlo bien. 

5- Haz ejercicio y cuida tu alimentación. 

Vemos a menudo en el centro de entrenamiento personal que empezar a entrenar anima a muchas personas a cuidar su alimentación. 

También vemos que amigos que dejan temporalmente de venir a entrenar en la mayoría de los casos dejan de llevar una alimentación saludable. 

Ejercicio y alimentación es un matrimonio que debe ir de la mano. 

Una buena salud no se puede conseguir si se bebe alcohol, se toman cereales de desayuno azucarados o si no se realiza actividad física alguna.

No es saludable la vida de alguien que no cuida su alimentación ni tampoco la de alguien que no hace ejercicio.

6- Cambia tu relación con la comida.

Hay personas para las que la comida es un mero trámite, deciden lo que comen en función de su día a día sobre la marcha, algo práctico, rápido y generalmente poco saludable. 

En cambio para otras personas la comida es una vía para escapar de problemas como ansiedad y el estrés. 

En cualquiera de los dos casos la relación establecida con la comida no es la más adecuada para la salud ya que puede provocar que acabemos incurriendo en atracones. 

Tomar consciencia de lo que se come y dejar de hacer otras cosas cuando se está frente al plato puede ayudarnos a mejorar nuestra relación con la comida. 

consejos de un entrenador personal

7- Lleva un control sobre tus progresos 

Una de las tareas más importantes de un entrenador personal es analizar la situación inicial de la persona, valorar y saber comunicar los cambios que se van produciendo durante el proceso. 

Acertar en la valoración inicial permite diseñar el plan de entrenamiento adecuado para cada persona. 

Durante el proceso se van produciendo cambios, normalmente a mejor pero a veces son a peor. 

Saber detectarlos y corregirlos es clave para mantener la tendencia positiva o rectificar la tendencia en caso de que sea negativa. 

Una vez conseguidos ciertos objetivos es necesario enseñárselos al usuario para que vea que el esfuerzo ha valido la pena. 

También es positivo llevar un registro sobre todos los alimentos que ingerimos, es una forma de tener consciencia sobre lo que estamos comiendo.

En el centro de entrenamiento personal a menudo vemos que la gente que deja de llevar éste control sobre lo que ingiere normalmente es la que ha entrado de nuevo en la dinámica de comer mal.

8- Sé consciente de que en dos semanas no se arreglan todas las malas decisiones de meses o años.

Dos horas de gimnasio a la semana durante un mes no compensan 10 años de sedentarismo y malas elecciones nutricionales. 

Es importante que se convierta en un hábito y que se tenga en cuenta que se necesita un cierto tiempo para que haya un cambio físico importante (aunque también existen verdaderos prodigios genéticos aunque son una minoría). 

Los estudios nos dicen que hasta que no pasan 66 días desde que cambiamos nuestra forma de actuar no se puede considerar un hábito

9- Descubre qué estrategia es la mejor para ti.

Siempre que me preguntan sobre el ayuno intermitente, comer 3 veces al día vs comer 5 veces al día, entrenar por la mañana o por la tarde respondo lo mismo, depende de ti.

Lo importante de elegir una forma de cambiar nuestros hábitos es que a largo plazo podamos seguir con esa forma de vivir.

Para eso debemos encontrar un tipo de ejercicio físico que nos divierta, una forma de comer que aún siendo saludable nos guste y una manera de afrontar los pequeños fallos que vayamos a cometer sin tirarlo todo por la borda.

10- Deja que te acompañemos

Cambiar nuestra forma de vivir no es fácil, ir varias veces al gimnasio por tu cuenta varias veces por semana cuando no es tu mayor pasión es complicado.

Llevar una vida social en la que todo el mundo espera que comas o bebas alcohol se hace duro cuando no quieres.

Tener a una persona que te acompañe en el proceso lo hace más fácil, si los estudios demuestran que si tu pareja se anima a llevar una vida más saludable tú posiblemente también lo harás

También parece que uno de los mayores beneficios de acudir a un entrenador personal es el de poder cambiar de actitud respecto a la actividad física.

Si has leído todos los puntos reflejados en éste artículo ya demuestras como mínimo la intención de querer cambiar a una vida más saludable, si tienes dudas sobre cómo hacer o necesitas el apoyo de alguien no dudes en ponerte en contacto con nosotros.