Antibióticos y comida: Opiniones de un entrenador personal

Entrenador personal Mallorca

¿Qué precio pagaremos por el abuso de los antibióticos?

Como entrenador personal me he dado cuenta de una cosa:

Existe un riesgo del que no éramos conscientes hasta hace poco, el abuso de los antibióticos podría causar una pérdida de eficacia de éstos para tratar las enfermedades de los humanos.

La posibilidad de que esto suceda ha llevado a la OMS a situarlo como “una de las grandes amenazas para la salud global, seguridad alimentaria y desarrollo en la actualidad”.

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

Simplemente es la capacidad de algunas bacterias de responder ante los tratamientos antibióticos por un uso escaso o excesivo de medicamentos. Hay informes que apuntan a:


“la relación positiva entre la cantidad de antibióticos usados en personas y animales y el desarrollo de resistencia en las bacterias de ambos y en menor grado, a la relación positiva entre el uso de antibióticos en animales y la tasa de resistencia en bacterias de origen humano”.

Informe JIACRA – ESPAÑA

¿Cómo podemos ayudar los ciudadanos a qué no se propague éste mal?

La OMS nos recomienda:

  • Sólo utilizar antibióticos cuando nos lo prescriba un sanitario cualificado.
  • Nunca exigir medicamentos si nuestro doctor piensa que no lo necesitamos.
  • Siempre que consumamos medicamentos debemos seguir los consejos que nos den los sanitarios.
  • Nunca tomar restos de medicamentos.
  • Prevenir infecciones lavándonos las manos, preparar la comida de forma higiénica, evitar el contacto cercano con personas enfermas, practicar sexo seguro y llevar las vacunas al día.
  • Preparar la comida de forma higiénica.
  • Siguiendo las directrices de la OMS para la comida segura y elegir comida producida sin el uso de antibióticos para el crecimiento o para evitar enfermedades en animales saludables.

Aunque la mayoría son de sentido común, nos queremos centrar en éste último punto puesto que se escapa bastante de nuestra mano.

Hace poco se publicó la noticia “McDonalds tiene un plan para reducir el uso de antibióticos en sus reses”

Conviene destacar que lo que plantea ésta compañía es reducir el uso, no eliminarlo.

Será sólo en los 10 países que más carne producen para ellos: Brasil, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Alemania, Irlanda, Polonia, Reino Unido, Canadá y USA. 

Como vemos en España NO reducirán el uso de antibióticos en las reses que utilizan.

España es uno de los mayores consumidores de antibióticos a nivel europeo.

Esto ocurre tanto en el consumo por humanos como en animales con una notable tendencia a la baja en éstos últimos años (-14% desde 2014).

En el documento publicado por McDonald’s (basado en las recomendaciones que comentábamos de la OMS) con la política que va a seguir respecto a este tema se detalla que:

  • No permitirán el uso de antibióticos para que los animales sean de mayor tamaño.
  • No se permitirá el uso rutinario de antibióticos para prevenir enfermedades en manadas.
  • Se incentivará el tratamiento individual frente a enfermedades en vez del tratamiento global a la manada.

En el año 2015 McDonald’s ya anunció que reduciría el uso de antibióticos para la producción de pollo, arrastrando a parte de sus competidores a seguir la misma política.

Opiniones de un entrenador personal

No se trata de eliminar completamente el uso de antibióticos pero sí racionalizar su uso a los casos estrictamente necesarios.

Los humanos también debemos hacer un uso responsable.

El consumo de antibióticos puede modificar nuestra microbiota, algunos cambios son reversibles al terminar el tratamiento pero parece que hay otros que no.

En niños menores de tres años éstos cambios parecen importantes.

El consumo de antibióticos, el tipo de parto y de lactancia pueden producir desequilibrios que aumentan el riesgo a sufrir obesidad, asma, alergias, diabetes y enfermedades autoinmunes.

En Noviembre de 2018 un científico español presentó un proyecto llamado «Mycoplasma» por el que se busca conseguir desarrollar vacunas sintéticas para tratar a los animales de granja.

Con ellas se intenta reducir el número de antibióticos, ya que estimulan a las propios anticuerpos del cuerpo. 

Como entrenador personal creo que:

Poco a poco iremos viendo una disminución del uso de estos medicamentos en animales pero en nuestro caso el «daño ya está hecho» ya que hasta ahora no existía consciencia sobre éste problema.